miércoles, 16 de agosto de 2017

PUBLICACION QUINTA


PUBLICACIÓN QUINTA




CATECISMO  
                DE LA IGLESIA CATÓLICA
        CONSTITUCIÓN             APOSTÓLICA
                "FIDEI                           DEPOSITUM"
Para la publición del Catecismo de la Iglesia Católica
         escrito en orden a la aplicación
           del Concilio Ecuménico Vaticano II
                                         
                       Juan Pablo, Obispo ( San Juan Pablo II)
       Siervo de los siervos de Dios para perpetua memoria
5 de Agosto 2014
Señor  Cristo Jesús,  estas presente en Tú Iglesia; hablaste en el transcurrir de los siglos en nuestro primeros Padres.
Dejaste viva la esperanza en cada bautizado donde resuena Tu Voz,  en cada corazón que permanece fiel a pesar de la persecución y el mal;en este  mundo que dejo a su Creador y vive en tinieblas y dolor.
Nadie podrá borrar del alma Tú promesa; ella nos conduce por Camino, Verdad y Vida; mientras esperamos tu promesa,aquella que mencionara El Ángel 
" Lo verán Venir, así como lo ven partir."
Señor hoy más que nunca tu promesa está viva aquí en la fe; en cada uno de nosotros junto al Santo Padre Francisco.
Aunque  el dolor de estos tiempos donde el odio y la violencia se extiende como reguero de pólvora, no permitas que alejen a tus hijos de Tí,  queremos poder permanecer en la esperanza, y vivir las enseñanzas de; 
San Juan en el  libro:  Apocalipsis C. 22 V. .12-17
Voy a llegar pronto, y llevo conmigo el salario para dar a cada
 uno conforme a su trabajo.
Yo soy el Alfa y el Omega, el Primero y el Último, el principio y el Fin.
Felices los que lavan sus ropas así tendrán acceso al árbol de la vida y
Se les abrirán las puertas de la cuidad.
Fuera los perros, los hechiceros, los asesinos, los idolatras y todos los que aman y practican mentira.
“Yo Jesús he enviado a mi ángel para decirles lo que se refiere a las Iglesias.
Yo soy el Brote y el Descendiente de David, la estrella radiante de la mañana”
El Espíritu y la Esposa dicen:”¡ Ven ¡” Que el que escucha diga también:
“¡ Ven “! El que tenga sed, que se acerque; y el que desee, reciba gratuitamente el agua de la vida.
El que da fe de estas palabras dice:”Si, vengo pronto:”
Amén, Ven Señor Jesús
Que la gracia del Señor Jesús esté con todos…
Palabra de Dios
Contemplación:
Señor, dame un corazón humilde como el tuyo, que solo sepa amar a mi prójimo, perdonar al que me hace daño y a vivir en caridad,
No dejes que me aleje de Ti, si caigo lévantame.
Digo,cada gota de mi vida te pertenece.
Cada paso que de, solo sea por donde Tú quieres que vaya.
Que mi boca se abra para decir siempre;
“Miren que maravilla es el Señor amemoslo.
Amén
Perla
Agosto 5 del 2013
Que el Señor  Cristo Jesús por medio de Santa Teresa Jesús de Avila; En  el Espiritu Santo ilumine este trabajo de oración con el Catecismo,  entregandolo con amor y servicio a la Santa Iglesia.
Al Santo Padre Y a  todo el Clero.
En agradecimiento a:
Mis hermanos que me acompañan diariamente en la oración.
A madre Angélica., Hermanas Clarisas,Hermanos Misioneros franciscanos de la Palabra Eterna, a todos los integrantes del canal católico de EWTN, infinitas gracias por tenerme en sus oraciones


I. Introducción

Resultado de imagen para santa escolásticaConservar el  depósito de la fe es la misión que el Señor confió a su Iglesia y que ella realiza en todo tiempo. El Concilio Ecuménico Vaticano II, inaugurado hace treinta años por mi predecesor Juan XXIII, de feliz memoria, tenía como propósito y deseo hacer patente la misión
apóstolica y pastoral de la Iglesia;y conducir a todos los hombres,mediante el resplandor de la verdad del Evangelio, a la búsqueda y acogida del amor de Cristo que está sobre toda cosa
( cf,ef 3,19)
A  esta asamblea, el Papa Juan XXIII le fijó principal tarea la de conservar y aplicar mejor el depósito preciso de la doctrina cristiana, con el fin de hacerlo más accesible a los fieles de Cristo y a todos los hombres de buena voluntad.
Para esto, el Concilio no debía comenzar para condenar los errores de la época, sino, ante todo, debía dedicarse a mostrar serenamente la fuerza de la belleza de la doctrina de la fe
<<Confiamos que la Iglesia-- decía él ---, iluminada por la luz de este Concilio crecerá en riquezas espirituales, cobrará nueva fuerza y mirará sin miedo hacia el futuro...Debemos dedicarnos con alegría, sin temor al trabajo que exige nuestra época, manteniéndonos en camino por el que la Iglesia marcha desde hace casi veinte siglos".
Con la ayuda de Dios, los Padres conciliares pudieron elaborar, a lo largo de cuatro años de trabajo, un conjunto considerable de exposiciones doctrinales y de directrices pastorales  ofrecidas a toda la Iglesia . Pastores fieles encuentran en ellas orientaciones para la "renovación de pensamiento, de actividad, de costumbres, de fuerza moral, de alegía y de esperanza, que ha sido el objetivo del Concilio"
Desda su clausura, el concilio no ha cesado inspirar la vida eclesial. En 1985, yo pude afirmar:"Para mi__ que tuve la gracia espacial de participar en él y de colaborar astivamente en su desarrollo__, eL VaticanoII ha sido siempre, y es una manera particular, en estos años de mi pòntificado, el punto constante de referencia de toda mi acción pastoral, en un esfuerzo consciente por traducir sus directrices en aplicaciones concretas y fieles en el seno de cada Iglesia y de toda la Iglesia. Es preciso volver sin cesar a esta fuente"
En este espíritu el 25 de enero de 1985, convoqué una asamblea extraordinaria del Sinodo de los Obispos, con ocasión del vigésimo aniversario de la clausura del Concilio. En fin de esta asamblea era dar gracias y celebrar los frutos espíritules del Concilio Vaticano II,
profundizando en sus enseñanzas para una más perfecta adhesión a ellas t promoviendo el conocimiento y aplicación de las mismas.
Los Padres del sinodo expresaron el deseo de" que fuese redactado un catecismo o compendio de toda la doctrina católica tanto sobre la fe como sobre la moral.
Textos de referencia  para los catecismos redactados en los diversos paises.
La presentación de la doctrina deberia ser biblica y litúrgica, exponiendo una doctrina segura y al mismo tiempo adaptada a la vida actual de los cristiananos.
Debemos dar gracias al Señor que en este día se pueda ofrecer a toda la Iglesia
"Catecismo de la Iglesia Católica" cataquesis renovada en la fuentes vivas de la fe.
Trea la renovación de la liturgia y el nuevo Código de Derecho Canónico de la Iglesia latina y de los Cánones de las Iglesias orientales católicas.
Este Ctecismo es contribución a la renovación de la vida eclesial, promovida por el Concilio Vaticano II

continua...........

"PADRE, ésta es la vida  eterna: que te conozcan a ti, el
único Dios verdadero y a tu enviado Jesucristo" (Jn 17,3)
"DIOS, nuestro Salvador ...quiere que todos los hombre 
se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad"( 1 Tm 2,3-4)
"No hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos"(Hch 4,12), sino el nombre de JESÚS.

I La vida del hombre:conocer y amar a Dios.
II Trasmitir la fe: la catequesis.
III fin y destinatarios de este catecismo.
IV La estructura del "catecismo de la iglesia católica"
V Indicaciones prácticas para el uso del catecismo.
VI Las necesarias adaptaciones.

PRIMERA PARTE
LA PROFESIÓN DE LA FE 
Primera  sección
"Creo". "Creemos"
Cuando profesamos nuestra fe, comenzamos diciendo "Creo" o" Creemos".
Antes de expresar la fe de la Iglesia tal como es confesada en el Credo, Celebrada
en la liturgia, vivida en la práctica de los Mandamientos y en la oración, nos preguntamos qué significa "Creer".La fe es la respuesta del hombre a Dios que se revela y se entrega a él dando al mismo tiempo una luz sobreabundante al hombre que busca el sentido último de su vida.
Por ello consideramos primeramente esta búsqueda del hombre( capitulo primero), a continuación la Revelación divina, por la cual Dios viene al encuentro del hombre( capitulo segundo) , y finalmente la respuesta de la fe( capitulo tercero)

CAPÍTULO PRIMERO
El hombre es "capaz" de Dios
El deseo de Dios :
El deseo de Dios está escrito en el corazón del hombre, porque el hombre ha sido creado poe Dios y para Dios : y Dios no cesa de atraer al hombre hasta si, y sólo en Dios encontrará el hombre la verdad y la dicha que no cesa de buscar : La razón más alta de la dignidad del hombre consiste en la vocación del hombre en la comunión con Dios.
El  hombre es invitado al diálogo con Dios desde el nacimiento: pues no existe sino porque, creado por Dios por amor, es conservado siempre por amor; y no vive plenamente según la verdad sino que reconoce libremente aquel amor y se entrega a su Creador ( GS 19,1)
De múltiples maneras, en su historia hasta el día de hoy, los hombres han expresado su búsqueda por medio de sus creencias y sus comportamientos religiosos( oraciones sacrificios, culto, meditaciones etc.
A pesar de las ambiguedades que pueden entrañar, estas formas de expresión son tan universales que se puede llamar al hombre un ser religioso.
Creó un solo principio, todo el linaje humano para que habitase sobre la faz de la tierra y determinó con exactitud el tiempo y los limites del lugar donde habián de habitar, con el fin de que buscasen a Dios, para ver si a tientas le buscaban y le hallaban; por más que no se encuentra lejos de cada uno de nosotros; pues en él vivimos, nos movemos y existimos(Hch 17,26-28)
La respuesta  del hombre a Dios
Por su revelación,"Dios invisible habla a los hombres como amigo,movido por su gran amor y mora en ellos para invitarlos a la comunicación consigo y recibirlos en su compañia".
La respuesta adecuada a esta invitación es la fe.
Por la fe, el hombre somete completamente su inteligencia y su voluntad a Dios.
Con todo su ser, el hombre da su asentímiento a Dios que revela.
La Sagrada Escritura llama " obediencia de la fe" a esta respuesta del hombre a Dios que revela.
La obediencia de la fe
Obedecer en la fe, es someterse libremente a la palabra escuchada, porque su verdad está garantizada por Dios, la Verdad misma.
De esta obediencia, Abraham es el modelo que nos propone la Sagrada Escritura.
La Virgen María es la realización más perfecta de la misma

La obediencia por la fe
Abuaham," el padre de todos los creyentes"
La carta a los Herbreos, en el gran elogio de la fe de los antepasados insiste particularmente en la fe de Abraham: " poe la fe, Abraham obedecio y salió para el lugar que había de recibir la herencia, y salió si saber a dónde iba (Hb 11,8;Cf, Gn 12, 1-4). Por la fe, vivió como extranjero y peregrino en la Tierra prometida(Cf.Gn 23,4) Por la fe Sara se otorgó el concebir al hijo de la promesa. Por la fe Finalmente, Abraham  ofrecio a su hijo único en sacrificio (Cf.Hb 11,17).
María; "Dichosa la que ha creido"
La virgen María realiza de la manera perfecta la obediencia de la fe. En la fe, María acogió el anuncio y la promesa que le traía el ángel Gabriel creyendo que"nada es imposible para Dios"(Lc1,37;Cf, gN 18,14) Y cundo su asentimiento: He aqui la eslava del Señor; hágase en mí según tu palabra"(Lc. 1,38 ). Isabel la saludó:" ¡Dichosa la que ha creído que se c umplírian las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!"(Lc1,45). Por esta fe todas las generaciones la proclamarán bienaventurada (Cf, Lc 1,48)
Durante su vida, y hasta su última prueba(Cf.Lc 2,35), cuando Jesús, su hijo, murió en la cruz su fe no vaciló. María no ceso de creer en el "cumplimiento" de la palabra de Dios. por todo elló la Iglesia venera en María la realización más pura de la fe,
"Yo sé en quién tengo pueta mi fe"
Creer sólo en Dios

Creer en Jesucristo, el Hijo de Dios

Creer en el Espíritu Santo

La espera del Mesias y su Espíritu
"He aquí yo lo renuevo"(Is 43,19 ): dos 
lineas proféticas se van a perfilar, una refiere
a la espera del Mesías,la otra al anuncio de un
Espíritu nuevo, y la dos convergen en el
 pequeño Resto, el pueblo de los Pobres ( Cf. So 2,3),
que guardan la esperanza la "consolación de Israel" y
la " Redención" de Jerusalén (Cf. Lc 2, 25,38)

Ya se ha dicho cómo Jesús cumple las profecias que
a El se refieren. A continuación se describen aquellas
en que aparece sobre todo la relación del Mesias y
de su Espíritu.
Los rasgos del rostro del Mesías esperado comienzan
a aparecer en el Libro del Emmanuel (Cf, Is 6,12).
"cuando Isaías tuvo la visión de la Gloria" de
Cristo:(Jn 12,41),en particular en Is 11, 1-2;
Saldra un vástago del Tronco de Jese,
y un retoño de sus raíces brotará.
Reposará sobre El el Espíritu del Señor;
espíritu de sabiduria e inteligencia,
espíeritu de consejo y fortaleza,
espíritu de ciencia y temor al Señor

Los rasgos del Mesías se revelan sobre todo en los
Cantos del Siervo (Cf,Is 42,1-9; Cf, Mt 12,18-21;
Jn 32-34; después Is49, 1-6;Cf. Mt 3,17; Lc 2,32,
y en fin Is50. 4-10 y 52, 13-53, 12) Estos canticos
anuncian el sentido de la Pasíon de Jesus, e indican
así cómo enviará el Espíritu Santo para vivificar
a la multitud: no desde afuera, sino desposándose
con nuestra"condición de esclavos" (Flp 2,7) Tomando
sobre sí nuestra muerte, puede comunicarnos su propio
Espíritu de vida.
Por eso Cristo inaugura el anuncio de la Buena Nueva
 haciendo suyo este pasaje de Isaías (Lc 4,18-19;Cf.Is 61, 1-2):

El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque ma ha ungido.
Me ha enviado a anunciar
a los pobres la Buena Nueva,
a proclamar la liberación a los cautivos
y la vista a los ciegos,
para dar libertad a los oprimidos
y proclamar un año de gracia del Señor.


Los textos proféticos que se refieren directamente
al envío del Espíritu Santo son oráculos en los
que Dios habla al corazón de su Pueblo en el
lenguaje de la promesa, con los acentos del "amor
 y de la fidelidad" (Cf. Ez 11,19,;36,25-28; 37, 1-14; Jr 31,
31-34 ; y J 13, 1-5), cuyo cumplimiento proclamará  San Pedro
 la mañana de Pentecostés ( Cf. Hech 2,17-21)
Según estas promesas, en los " últimos tiempos", el espíritu del
Señor renovará el corazón de los hombres grabando en ellos
 una ley nueva : reunirá y reconciliará a los pueblos dispersos
y divididos ; trasformará la primera creación y Dios habitará
en ella con los hombres en la paz.
El Pueblo de los " pobres " (Cf.So 2, 3 ; Sal 22, 27 ; 34, 3 ; Is 49,
13 ; 61,1; etc) los humildes y los mansos, totalmente entregados a los
designios misteriosos de Dios, los que esperan la justicia, no de los
hombres sino del Mesias, todo esto es, finalmente , la gran obra de
la Misión escondida del Espíritu Santo durante el tiempo de las
 promesas para preparar la venida de Cristo. Esta es la calidad de
 corazón  del Pueblo, purificado e iluminado por el Espíritu, que se
expresa en los salmos. En estos pobres, el Espíritu prepara para
el Señor " un pueblo bien dispuesto" (Cf. Lc 1,17).

Los Misterios de la vida publica de jesús
El Bautismo de Jesús
El comienzo (Cf. Lc3,23) de la vida publica de Jesús
es su bautismo por Juan en el Jordán (Cf. Hch 1,22)
Juan proclamaba " un bautismo de conversión
para el perdón de los pecados" (Lc 3,3).
Una multitud de pecadores, publicanos y soldados (Cf. Lc3,10-14),
fariseos y seduceos (Cf. Mt, 3,7) y prostitutas (Cf.Mt .21,32) viene
hacerse bautizar por El," Entonces aparece jesús". El Bautista duda,
Jesús insiste y recibe el bautismo. Entonces el Espíritu Santo,en
forma de paloma, viene sobre Jesús, y la voz del cielo proclama
 que El es" mi hijoamado"(Mt.3,13-17) Es la manifestación (" Epifania")
de Jesús como Mesias de Israel e Hijo de Dios.
El bautismo de Jesús es por su parte, la aceptación y la inauguración de
su misión de Siervo doliente.
Se deja contar entre los pecadores (CF. Is 53,12); es ya "el cordero de Dios que
quita el pecado del mundo" (Jn 1,29) anticipa ya "el bautismo" de su muerte
sangrienta(Cf. Mc 10,38;Lc 12,50) Viene ya a "cumplir toda justicia" (Mt 3,15), es
decir se somete enteramente a la voluntad del Padre: por amor acepta el bautismo
 de su muerte por la remisión de nuestros pecados (Cf.Mt 26-39) A esta aceptación
responde la voz del Pdre que pone toda su complacencia en su Hijo
 (Cf.Lc 3,22;Is 42,1). El Espíritu de Jesús posee plenitud desde su concepción viene
a "posarse" sobre El(Jn1,32-33; Cf. Is 11,2.
De Elmanará este Espíritu para toda la humanidad. En su bautismo,
" se abriero´n los cielos" ( Mt3,16) que el pecado de Adán había cerrado; y las aguas
fueron santificadas por el descenso de Jesús y del Espíritu como preludio de la
nueva creación.
Por el bautismo, el cristiano se asimila sacramentalmente a Jesús que anticipa en
su bautismo su muerte y su resurrección; debe entrar en este misterio de
rebajamiento humilde y de arrepentimiento, descender al agua con Jesús,
para subir con El, renacer del agua y del Espíritu para convertirse, en el Hijo,
 en hijo amado del Padre y " vivir una vida nueva" (Rm 6,4):
Enterremonos con Cristo por el bautismo,
 para resucitar con El ; descendamos con El
para ser ascendido con El ( San Gregorio Nacianc.,Or, 40,9 ).
Todo lo que aconteció en Cristo nos enseña que después del baño
de agua, el Espíritu Santo desciende desde lo alto del cielo y que,
adoptados por la voz del Padre,llegamos a ser hijos de Dios ( San Ilario, Mt.2)...
con El
"LAS TENTACIONES DE JESÚS"
Los evangelios hablan de un tiempo de soledad
de Jesús en el desierto inmediatamente después de su
bautismo por Juan :"Impulsado por el Espíritu " al 
desierto, Jesús permanece allí sin comer durante
cuarenta días; vive entre los animales y los ángeles le
servian ( Cf. Mc 1, 12-13). Al final de este tiempo,
Satanás le tienta tres veces tratando de poner a puueba
su actitud filial hacia Dios. Jesús rechaza estos ataques
que  recapitulan las tentaciones de Adán en el Praíso y
las de Israel en el desierto, y el diablo se aleja de El
"hasta el tiempo determinado" ( Lc.4, 13)
Los evangelistas indican el sentido salvífico de este
acontecimiento misterioso, Jesús es el nuevo Adán
que permanecioó fiel allí done el primero sucumbió a
la tentación . Jesús cumplió perfectamente la vocación
de Israel ; al contrario de los que anteriormente 
provocaron a Dios durante cuarenta años por el 
desierto(Cf. Sal 95,10), Cristo se revela como el 
Siervo de Dios totalmente obediente a la voluntad divina.
En esto Jesús es vencedor del diablo; El ha
" atado al hombre fuerte" para despojarle de lo que se
había apropiado ( Mc 3. 27).
La Victoria de Jesús  en el desierto sobre el Tentador
Es un anticipo de la Victoria de la Pasión suprema 
obediencia de su amor filial al Padre.
La tentación de Jesús manifiesta la manera que tiene
 el Mesías el Hijo de Dios, en oposición a la que
propone Satanás y a la y a la que los hombres
 (Cf. Mt 16, 21-23) le quieren atribuir. Es por eso por
lo que Cristo venció al Tentador a favor nuestro ." Pues no
tenemos Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de
nuestras flaquezas, sino probado en todo igual a nosotros,
excepto en el pecado" ( Hb. 4,15).
La Iglesia se une  todos los años, durante cuarenta días de
Cuaresma, al Misterio de Jesús en el desierto.

"EL REINO DE DIOS ESTA CERCA"
" Después que Juan fue preso, marchó Jesús a Galilea; 
y proclamaba la Buena Nueva de Dios; El
tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca;
convertíos y creed en la Buena Nueva"( Mc 1,15 ).
" Cristo, por tanto, para hacer la voluntad del Padre,
inauguró en la tierra el Reino de los cielos" (LG2).
Lo hace reuniendo a los hombres en torno a su 
Hijo, Jesúscristo. Esta reunión es la Iglesia,
 que es sobre la tierra 
" el germen y el comienzo de este Reino"(LG  5).
Cristo es el corazón mismo de esta unión de los
hombres como "familia de Dios" los convoca
en torno a El por su palabra, por sus señales que manifiestan
 el Reino de Dios, por el envío de sus discípulos.
Sobre todo,El realizará la venida de su Reino por
medio del gran misterio de su Pascua; su muerte 
en la Cruz y su Resurrección.
"Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré 
a todos hacia mí ( Jn 12,32).
A esta unión con Cristo están llamados todos 
los hombres(Cf. LG 3)

LAS LLAVES DEL REINO...
Desde el comienzo de su vida pública Jesús
eligió unos hombres en número de doce para estar
con El y participar en su misión (Cf. mC 3, 13-19);les
hizo participes de su autoridad" y los envió a
proclamar el Reino de Dios y a curar"( Lc .9,2).
Ellos permanecen para siempre asociados al Reino
de Cristo porque por medio ellos dirigi su Iglesia.
Yo, por mi parte, dispongo el Reino para vosotros,
como mi Padre lo dispuso para mí, para que comaís
y bebáis a mi mesa en mi Reino y os sentéis sobre
tronos para juzgar a las doce tribus de Israel
(L C 22, 29,30).
UNA VISIÓN ANTICIPADA DEL REINO :
LA TRANSFIGURACIÓN...
LA SUBIDA DE JESÚS A JERUSALÉN ...
LA ENTRADA MESIÁNICA DE JESÚS EN JERUSALÉN...
" JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO
PILATO,
FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO... 



La subida de Jesús a Jerusalén
557”Como se iban cumpliendo los días de su asunción.
él se afirmó en su voluntad de ir a Jerusalén”…
558” Jesús recuerda el martirio de los profetas que habían
Sido muertos en Jerusalén…
Entrada  mesiánica de Jesús en Jerusalén
559-570   ”¿Cómo va a acoger Jerusalén a su Mesías?...
“Jesucristo padeció bajo el poder de Poncio Pilatos,
Fue crucificado, muerto y sepultado”
571-576 “El Misterio pascual  de la Cruz y de
 la Resurrección de Cristo está en el  centro de la
Buena Nueva que los Apóstoles, y la Iglesia a
Continuación de ellos, deben anunciar al mundo...
631 "JESUCRISTO DESCENDIO A LOS INFIERNOS,
AL TERCER DÍA DESUCITO DE ENTRE LOS MUERTOS

La fe en la Resurrección tiene por objeto un acontecimiento
A la vez históricamente atestiguado por los discípulos que
Se encontraron realmente con el Resucitado, y misteriosamente
Trascendente en cuanto entrada de la humanidad  de  Cristo en
La gloria de Dios.
El sepulcro vacío las vendas en el suelo significan
Por sí mismas que el cuerpo de Cristo ha escapado
Por el poder de Dios de las ataduras de la muerte y
La corrupción. Preparan a los discípulos para su
Encuentro con el Resucitado.
Cristo, ”el primogénito de entre los muertos”( Col 1, 18)
Es el principio de nuestra propia  resurrección ya desde
 ahora por la justificación de nuestra alma (Cf. Rm 6,4 ),
más tarde por la vivificación de nuestro cuerpo (Cf. Rm 8,11)
“JESUCRISTO SUBIÓ A LOS CIELOS,
Y ESTA SENTADO A LA DERECHA DE DIOS,
PADRE TODO PODEROSO”
La ascensión de Jesucristo marca la entrada definitiva
De la humanidad de Jesús en el dominio celestial de Dios
De donde ha de volver (Cf.Hech 1,11), aunque mientras
Tanto lo esconde a los ojos de los hombres (Cf.Col 3,3)
Jesucristo, cabeza de la Iglesia, nos precede en el
Reino glorioso del Padre para que nosotros miembros
de su cuerpo, vivamos en la esperanza de estar un día
con El eternamente .
Jesucristo, habiendo entrado una vez por todas en
El santuario del cielo, intercede sin cesar por nosotros
Como mediador que nos asegura permanentemente
La efusión del Espíritu Santo.
VOLVERA EN GLORIA
PARA JUZGAR A VIVOS Y MUERTOS
Cristo el Señor, reina ya en la Iglesia, pero todavía no
Le están sometidas todas las cosas de este mundo.
El triunfo del Reino de Cristo no tendrá lugar sin un
Último asalto de las fuerzas del mal.
El día del juicio, al fin del mundo, Cristo vendrá en
Gloria para llevar a cabo el triunfo definitivo del
Bien sobre el mal que, como el trigo y la cizaña
Habrán crecido juntos en el curso de la historia.
Cristo glorioso, al venir al final de los tiempos a
De juzgar a vivos y muertos, revelará la disposición
Secreta de los corazones y retribuirá a cada hombre
Según sus obras y según su aceptación o su rechazo
De la gracia…
“CREO EN EL ESPÍRITU SANTO”
El Bautismo nos da la gracia del nuevo nacimiento
En Dios Padre por medio del Hijo en el Espíritu Santo.
Porque los que son portadores del Espíritu de Dios
Son conducidos al verbo, es decir al Hijo pero el Hijo
Los presenta al Padre, y el Padre le concede la
 Incorruptibilidad .
Por tanto, sin el Espíritu Santo no es posible ver
al Hijo de Dios, y, sin el Hijo, nadie puede acercarse
al Padre, porque el conocimiento del Hijo de Dios
se logra por el Espíritu Santo ( San Ireneo,dem.7).
El  Antiguo Testamento proclamaba muy claramente
Al Padre, y más oscuramente al Hijo.
 El Nuevo Testamento revelará al Hijo y hace entrever
 la divinidad del Espíritu. Ahora el Espíritu tiene derecho
de ciudadanía entre nosotros y nos da una visión más clara
de sí mismo. En efecto, no era prudente, cuando no se
confesaba la Divinidad del Padre,  proclamar abiertamente
la del Hijo no era aún admitida, añadir el Espíritu Santo como
un fardo suplementario si empleamos una expresión un
 poco atrevida… Así por avances y progresos “ de la gloria”,
es como la luz de la Trinidad estalla en resplandores cada
vez más espléndidos
( San Gregorio Nacianceno, or.theol,5,26;PG 36,16C).
EL NOMBRE, LOS APELATIVOS
Y LOS SIMBOLOS DEL ESPÍRITU SANTO
 691 "Espíritu santo" tal es el nombre propio de Aquel
que adornamos y glorificamos con el Padre y el Hijo.
La Iglesia ha recibido este nombre del Señor y lo profesa
en el Bautismo de nuevos hijos( Cf. Mt 28,19)
El termino "Espíritu" traduce el término
EL RESPETO POR LA VIDA HUMANA 
La justicia social sólo puede ser conseguida
sobre la base del respeto de la dignidad trascendente
del hombre.
La persona representa el fin último de la sociedad, 
que está ordenada a él;
La defensa y la promoción de la dignidad humana
" nos han sido confiadas por el Creador, y de las
que son rigurosa  y responsablemente deudores los
hombres y mujeres en cada  coyuntura de la historia"
(SRS 47)
 La ultima prueba de la Iglesia
Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia
deberá pasar una prueba final que sacudirá la fe
de numerosos creyentes (Cf. Lc 18,8;Mt24,12).La
Persecución que acompaña a su peregrinación sobre
La tierra(Cf Lc 21,12; Jn 15,19-20) desvelará el
“Misterio de iniquidad” bajo la forma de una impostura
religiosa que proporcionará a los hombres una solución
aparente a sus problemas mediante el precio, de la
apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema
es la del Anticristo, es decir, la de un seudomesianismo
en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el
lugar de Dios y de su Mesías venido de la carne.
(Cf2,4-12;Ts5,2-3;2Jn7;2,18,22)

La obra de Cristo en la Liturgia
Cristo glorificado
1084
" Sentado a la derecha del Padre" y derramando
el Espíritu Santo sobre su cuerpo que es la Iglesia,
Cristo actúa ahora por medio de los sacramentos
instituidos por El para comunicar la gracia. Los
sacramentos son signos sensibles(palabras y acciones)
accesibles a nuestra humanidad actual. Realizando eficaz
mente la gracia que significan en virtud de la acción de
Cristo y por el poder del Espíritu Santo.
1085
En la Liturgia de la Iglesia, Cristo significa y realiza
principalmente su misterio pascual. Durante su vida
terrestre Jesús anunciaba con su enseñanza y anticipaba
con sus actos el misterio pascual. Cuando llegó su hora
(Cf. Jn 13,1;17,1), vivió el único acontecimiento de la 
historiaque no pasa; Jesús, muere es sepultado, resucita
 de entre los muertos y se sienta  a la derecha del Padre
"una vez por todas" (Rm 6,10; Hb 7,27;9,12) Es un
acontecimiento real, sucedido en nuestra historia, pero
absolutamente singular;  todos los demás acontecimientos
suceden una vez, y luego pasan y son absorbidos por el
pasado.
El misterio pascual de Cristo, por el contrario, no puede
permanecer solamente en el pasado, pues por su muerte
destruyó la muerte, y todo lo que Cristo es y todo lo que
 hizo y padeció por los hombres participa de la eternidad
divina y domina así todos los tiempos y en ellos se mantiene
permanentemente presente. El acontecimiento de la Cruz y
de la resurrección permanece y atrae todo hacia la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario