miércoles, 9 de febrero de 2011

ADORACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR - PALABRAS DE JUAN PABLO ll :BEATA




 
 ADORACIÓN Y ORACIÓN PERPETUA AL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR.
JESÚS EUCARISTÍA.
SEÑOR JESÚS , ERES EL PAN BAJADO DEL CIELO.
PERMANECES , EN NOSOTROS Y CON NOSOTROS ,HOY Y EN LA ETERNIDAD

 Jesús mio,te adoro en el Sacramento de Tú amor.
Te adoro en todos los Sagrarios del mundo.
Te adoro, sobre todo , en donde estás más abandonado y eres ofendido.
Te ofrezco todos los actos de adoración que has recibido desde la institución de este sacramento y recibirás hasta el fin de los siglos.
Te ofrezco principalmente las adoraciones de tu Santa Madre , de San José  y de las almas más enamoradas de la Santa Eucaristía.
ACTO DE FE : Jesús mío creo en Ti ,que eres Hijo de Dios vivo que has venido a salvarnos.
Creo que estás presente en el Sacramento de Altar.
Creo que por amor estás en todos los Sagrarios del mundo,noche y día.
Creo que bendices a los que te visitan y escuchas los ruegos de quien se acerca a Ti.
Creo que eres el viático de los moribundos que te aman, para llevarlos al cielo.
Creo en Ti , y creo por los que no creen.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos . Amén         

…….” Lectura del Santo Evangelio según San Juan: (C 16  V 16 -17-18-19-20 -22-26-27)

“Dentro de poco ya no me veréis, y dentro de otro poco me volveréis a ver*”
Entonces algunos de los discípulos comentaron entre sí “¿ Qué es eso que nos dice: Dentro de poco ya no me veréis y dentro de otro poco me volveréis a ver’ y ‘Me voy al Padre ‘? “. Y decían: “¿ Qué es ese poco’*? No sabemos lo que quiere decir.” Se dio cuenta Jesús de que querían preguntarle y les dijo: “¿ Andáis preguntándoos acerca de lo que he dicho:’Dentro de poco no me veréis y dentro de poco me volveréis a ver?
En verdad, en verdad os digo que lloraréis y os lamentaréis, y el mundo se alegrará.
Estaréis tristes,
Pero vuestra tristeza se convertirá en gozo *.
También vosotros estáis tristes ahora, pero volveré a veros y se alegrará vuestro corazón y vuestra alegría nadie os la podrá quitar.
Aquel día pediréis en mi nombre y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros,
Pues el Padre mismo os quiere, porque me queréis a mí y creéis que salí de Dios.
Palabra de Dios 

PROBLEMAS TECNICOS NO ME PERMITEN COLOCAR ETIQUETA DE PROGRAMACIÓN: INFORMECE POR TITULO DE CADA ORACÍON ; Y OREMOS.
EL SEÑOR ESTÁ CON NOSOTROS ; ALABADO Y GLORIFICADO SEA POR SIEMPRE.
PALABRAS DE JUAN PABLO ll.."ANHELOS DE PAZ"
El mundo anhela la paz, tiene
urgente necesidad de paz. Y
sin embargo,guerras, conflictos,       
creciente violencia,situaciones de 
inestabilidad social y de pobreza
endémica continua cosechando 
victimas inocentes y generando
divisiones entre los individuos y
 los pueblos.¡La paz parece, 
a veces, una meta verdaderamente
inalcanzable!.
En un clima hostil por la indiferencia 
y envenenado frecuentemente por
el odio,¿cómo esperar que venga una
era de paz,que sólo los sentimientos de
solidaridad y amor pueden hacer posible?.
JUAN PABLO ll

Padre Pío gracias por permitirme tenerte es este humilde blog : "Como  Director Espiritual"
El Padre Pío salió victorioso de estas terribles pruebas poniendo en práctica lo que le fue enseñado durante su noviciado: la perseverancia en la oración, la mortificación de los sentidos, una inquebrantable fidelidad a las obligaciones de su estado y, finalmente, una obediencia perfecta al sacerdote encargado de su alma. Su experiencia dolosamente adquirida le permitió guiar a otras almas al deseo de la perfección y la exigencia.
A las almas que él dirigía, les dio una regla de cinco puntos:
1. Confesión semanal
2. Comunión diaria
3. Lecturas espirituales
4. Examen de conciencia cada noche
5. Oración mental dos veces al día
En cuanto al rezo del Rosario, decía que era muy necesario, además, frecuentemente decía:
“La confesión es el baño del alma, uno debe hacerlo por lo menos una vez a la semana. No quiero que las almas permanezcan sin confesarse más de una semana. Incluso una habitación vacía y desocupada se empolva, vayan cada semana ¡y verán que necesitan desempolvarse de nuevo!”
A aquellos quienes se consideraban indignos de recibir la santa Comunión, les respondió:
“Es muy cierto, no somos dignos de tal regalo. Sin embargo, una cosa es aproximarse al Santísimo Sacramento en estado de pecado mortal, y otra muy diferente, considerarse indigno. Todos somos indignos, pero es Él quien nos invita, es Él quien lo desea. Seamos humildes y recibámoslo con el corazón contrito y lleno de amor.”
A otros, quienes le decían que el examen diario de conciencia les parecía inútil, pues su consciencia les mostraba en cada momento qué acción era buena o mala, les dijo:
“Esto es muy cierto. Pero todo comerciante experimentado de este mundo no sólo sigue cada transacción de pérdida o ganancia en sus ventas, al final del día, realiza un balance total para determinar lo que debe hacer en el futuro. Se sigue que es indispensable el realizar un examen riguroso de conciencia, breve y claro, cada noche. El daño a las almas que viene de la falta de lecturas virtuosas, me hace estremecer… ¡Qué poder espiritual tiene la lectura para reformar vidas e incluso hacer que las personas mundanas entren en el camino de la perfección!”.
Cuando el Padre Pío fue condenado a no ejercitar ningún ministerio, el pasaba su tiempo libre, no leyendo diarios noticiosos, “el evangelio del Diablo”, sino leyendo libros de doctrina, historia y espiritualidad. A pesar de esto diría:
“Uno busca a Dios en los libros, pero a Él se lo encuentra mediante la oración”.
Sus consejos para la oración mental eran muy sencillos:
“Si no logra una meditación exitosa, no se rinda ni abandone esta práctica. Si son muchas las distracciones, no se desanime, haga la meditación de la paciencia, que aún será provechosa. Decida la duración de su meditación y no se levante hasta terminarla, incluso si le esperara su crucifixión… ¿Por qué se preocupa tanto por no saber cómo meditar adecuadamente? La meditación es un medio de unirse a Dios, pero no es el fin en sí misma. La meditación ayuda en el amor a Dios y al prójimo, ame a Dios con toda su alma y sin reserva, y ame a su prójimo como a usted mismo, y esto representará la mitad de su meditación”.
Lo mismo se puede decir respecto al Santo Sacrificio de la Misa: se trata más de actos, de contrición, de fe, de amor, que de reflexiones o consideraciones intelectuales. Alguien preguntó si era necesario seguir la Misa con el misal, el Padre Pío contestó que sólo el sacerdote necesita del misal, según él, la mejor forma de atender el santo sacrificio es unirse uno mismo a la Virgen Dolorosa, al pie de la cruz, con amor y compasión. Sólo en el paraíso, asegura a su interlocutor, comprenderemos todos los beneficios que recibimos por asistir a la santa Misa.
El Padre Pío, quien fue muy cordial y agradable cuando trataba a las personas, se volvía muy severo e inflexible cuando el honor de Dios estaba en juego, especialmente en la iglesia.
“El cuchicheo de los fieles era aplacado con un severo acto de autoridad del Padre, quien abiertamente miraba a quien no conservase una postura adecuada… Si alguien permanecía parado, incluso por la falta de espacio en los bancos, él imperiosamente lo invitaba a arrodillarse para participar dignamente en el Santo Sacrificio de la Misa”.
Ni siquiera un distraído chaval del coro le pasaba de largo: “Mi niño, si quieres ir al infierno, lo puedes hacer sin mi permiso”.
Las modas de postguerra pasaban por la misma censura:
El Padre Pío, sentado en su confesionario abierto, no permitía que ninguna mujer o moza se presentara con una falda muy corta. Algunas veces causaba que algunas derramaran lágrimas, porque a pesar de haber esperado horas en fila, las rechazaba por vestir inapropiadamente, entonces, algunas almas altruistas se ofrecían a ayudar, proporcionándoles a las penitentes un saco largo o lo que necesitasen, finalmente, algunas veces el Padre permitía que el humillado penitente se confesara.
Su director espiritual le reprochó esta dureza en su conducta, él replicó:
“Podría obedecerle, pero cada vez es Jesús quien me dice cómo debo tratar a esas personas”.
Su severidad, entonces, fue inspirada desde arriba, únicamente por el honor a Dios y la salvación de las almas.
“Las mujeres que satisfacen su vanidad en el vestido nunca podrán poner su vida en Jesucristo, más aún, ellas pierden los ornamentos de su alma tan pronto este ídolo entra en su corazón”.
Y no dejaba que nadie le hiciese recriminaciones en el nombre de la caridad:
“Le ruego que no me reproche en nombre de la caridad, porque la mayor caridad es aquella que libera las almas de las garras de Satanás, con el fin de ganarlas para Cristo”.
Palabras de Madre Teresa  :
El sufrimiento de los pobres
es muy grande en todo el
mundo. Nosotros también 
somos los más pobres de               
 entre los pobres,pero
¿ somos pobres de verdad?
Si fuéramos realmente pobres,
seríamos más libres y 
caritativos. Si viviéramos la
 caridad,tendríamos un amor
más intimo y personal por
Jesús.Conociéndonos 
progresivamente unos a otros,
aprenderemos a amarnos
más y mejor y el amor nos
llevará a servir generosamente,
con alegría y con paz.
Madre Teresa

MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS :
 En San Nicolás de los Arroyos el 9 de Febreo de 1985
La Virgen María del Rosario de San Nicolás, nos dejo este mensaje Hija:¡ Cuantos peligros corre un hijo entregado al Señor, cuantos obstáculos debe sortear, y cuántos dolores tiene que soportar!
 no os dejéis arrastrar por el pánico, dejaos descansar, en la serenidad que os ofrece el Señor.
Gloria al Señor

REZAMOS CON EWTN CANAL CATÓLICO  EL SANTO ROSARIO "ETERNO" POR LA PERSECUCIÓN A LA IGLESIA, CATÓLICA Y A NUESTROS HERMANOS QUE VIVEN EN ESOS PAÍSES .PARA QUE LA PAZ REINE EN EL CORAZÓN, ALMA Y ESPÍRITU DE TODA LA HUMANIDAD.QUE LAS RELIGIONES ENRIQUEZCAN Y NO SEPAREN A LOS  HOMBRES- 
 

ROSARIO BENDITO DE MARÍA CADENA DULCE QUE NOS UNE A DIOS"

ORA ;TEN FE Y NO TE PREOCUPES...Padre PÍO 

                           Miércoles 9 de Febrero Misterios Gloriosos


"SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS EN VOS CONFIÓ".
"INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA SED LA SALVACIÓN DEL ALMA MÍA"
"CADA CORAZÓN CRISTIANO ,EN PULSO DE CREACIÓN 
AMA Y ESPERA




Oración a San Miguel

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tú Príncipe de la milicia celestial, arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas.
Amén
                            Nos amparamos bajo tu protección, oh San Benito, no desprecies nuestras súplicas en todas nuestras necesidades,tribulaciones y ven en nuestra ayuda en la lucha contra el enemigo maligno y ayúdanos a alcanzar, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, la vida eterna.
oremos:
omnipotente y eterno Dios que has
 honrado a tu amado San Benito
con el don de tu gran amor,
para que vengan hacia ti innumerables
almas,humildemente te suplicamos,
 por sus méritos,que inflames y consumas,
nuestros corazones con el fuego de tu amor;
Por Jesucristo nuestro Señor.
Que así sea

ORACIÓN A LA CRUZ DE SAN BENITO ABAD

La Santa cruz sera mi luz
No sera el demonio mi guía
¡Apartate,Satanás!
no me sugerirás cosas vanas,
maldad es lo que me brindas,
bebe tu mismo , tu veneno
NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE LOURDES :( 3 AL 11 DE FEBRERO :                             
                       
 1º)                                                                                            

 +Por la señal de la santa Cruz                                        
+De nuestros enemigos
+Libranos Señor Dios nuestro
+En nombre del Padre del Hijo y de Espíritu Santo.
Amén

2º) -Oración inicial y final de invocación  :                     
      
¡Oh! Querida Virgen de Lourdes
como un pobre peregrino, me postro
delante de Ti, anegada mi alma de llanto
y dolor. Recibe mi plegaria y mis lágrimas.

                   Ave María

¡Oh! Querida Virgen de Lourdes,
mi alma está triste, se halla pobre y
desamparada.Ayuda, sostiene y consuela
a quien te ama y ruega.

                         Ave María

¡Oh ! Querida Virgen de Lourdes.
en mi corazón nace la esperanza de que  
en verdad me oirás.Espero, pues, la gracia.
Madre mía, siempre te amaré.

                        Ave María
3º ) Rezo del Rosario, tres primeras decenas.

 4º ) Reflexión del día.

5º ) En silencio decir la intención por                 
 la cual se reza está novena, pensar el
compromiso concreto de cambio y al final
decir :"¡Oh María, sin pecado concebida
             rogad por nosotros que acudimos a vos!"

6º)  Completar las dos decenas finales del Santo rosario

7º ) Letanías de la Virgen


 8º ) Oración final de invocación

DÍA SÉPTIMO de REFLEXIÓN : 
"LOURDES LUGAR DE MILAGROS"

Durante la novena Aparición,, el 25 
de febrero,Bernardita escuchó con 
atención y alegríatodo cuanto la 
visión le manifestara.
"Ayer la Señora se preocupó por
los pecadores,es decir de los 
enfermosdel alma. Hoy lo hará por 
los enfermos del cuerpo".                               
Así cuenta Bernardita esta
experiencia. Agregando: 
"La Señora me dijo:
ve a beber a la fuente y lávate".

Bernardita levanta la vista 
como para interrogar a la visíon, 
pues no hay fuente alguna por allí, 
salvo el río Gave,
 pero luego como habiendo 
comprendido va al fondo de la 
gruta y toma con sus manos un poco 
de agua fangosa.
Beberla le da un poco de asco,pero
luego de tres intentos toma un poco
y se lava la cara con ella.
Del hueco donde había escarbado 
comienza a brotar un tenue hilo de
 agua, que al poco tiempo se transforma
 en un manantial de agua limpia 
y caudalosa.
A continuación Bernardita come 
un poco de hierba."Se volvió loca" es la 
murmuración de  la gente,pero ella 
termina con el pedido de la 
aparición y regresa a su sitio.
De esa fuente de agua ,provinieron 
innumerables milagros y curaciones
asombrosas,comprobados por la
ciencia y reconocidos por la Iglesia;
desde ese entonces hasta nuestros días.
El cristiano ha sabido ver esto ,el
símbolo claro del agua que recibimos
en nuestro bautismo y testimonia la vida 
nueva que proviene de la fe en Cristo.
Al recibir este agua estamos aceptando
lo que Dios nos dá por medio de María:
SU HIJO que es quien calma la sed a todo
hombre,cura el corazón de todo pecado 
y nos dá la fuerza y la salud para vivir 
como El vivió,comprometido y solidario  
con el pobre ,el necesitado ,el afligido,
promoviendo al hombre a la dignidad de
hijo de Dios.  

                                                                    
COMO REZAR EL SANTO ROSARIO


ROSARIO
                                                                              

Título: Cómo Rezar el Rosario
Fuente: ‘Fátima, Roma, Moscú’ del P. Gérard Mura, pp. 212-217

 Modo de Rezarlo
Rosario
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén
1. Se empieza a rezar tomando la cruz del Rosario
Pésame, Dios mío, y me arrepiento de todo corazón de haberos ofendido. Pésame por el infierno que merecí y por el Cielo que perdí; pero mucho más me pesa porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como Vos. Antes querría haber muerto que haberos ofendido, y propongo firmemente nunca más pecar y apartarme de todas las ocasiones próximas de pecad. Amén.
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor; que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los Cielos, está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo; la Santa Iglesia Católica, la Comunión de los Santos; el perdón de los pecados; la resurrección de la carne y la vida perdurable. Amén.
2. En la primera cuenta:
Padre nuestro, que estás en los cielos,  santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; y perdona nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación; más líbranos del mal. Amén.
3. En las tres primeras cuentas chicas:
Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tu eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
4. En cada una de las otras (grandes) cuentas separadas:
i. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.
ii. Oh Jesús mío, perdona nuestras culpas, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. (Oración de Fátima)
iii. Se anuncia el misterio que corresponde.
iv. Padre Nuestro.
5. En los grupos de 10 cuentas chicas:
Se rezan 10 Ave Marías meditando sobre el misterio anunciado.
Al final del Rosario: Gloria; Oh Jesús mío; y la siguiente oración:
San Miguel Arcangel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tú Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén

. Los Misterios del Santo Rosario
Misterios Gozosos (lunes y sabádos)
1. La Anunciación (Lucas I, 26-38). Fruto: La virtud de la humildad.
2. La visitación de María Santísima a su prima Santa Isabel (Lucas I, 26-38). Fruto: El amor al prójimo.
3. EL Nacimiento del Niño Jesús en el portal de Belén (Lucas II, 1-20). Fruto: Espíritu de pobreza.
4. La Presentación del Niño Jesús en el Templo y la Purificación de Nuestra Señora (Lucas II, 21-40).  Fruto: La obediencia y la pureza.
5. El Niño perdido y hallado en el Templo (Lucas II, 41-52). Fruto: Buscar siempre la voluntad de Dios.
Misterios Dolorosos (martes y viernes)
1.La Agonía de Nuestro Señor en el huerto (Lucas XXII, 39-46). Fruto: La contrición por nuestro pecados.
2. La Flagelación de Jesús atado a la columna (Juan XVIII, 36-19; 1). Fruto: La mortificación del cuerpo.
3. La Coronación de espinas (Mateo XXVII, 27-31). Fruto: La mortificación del orgullo.
4. Jesús lleva la Cruz a cuestas (Lucas XXIII, 26-32). Fruto: La paciencia en las tribulaciones.
5. La Crucifixión y muerte de Nuestro Señor (Lucas XXIII, 33-49). Fruto: El don de sí mismo para la obra de la Redención.
Misterios Gloriosos (miércoles,  y domingo)
1. La Resurrección en gloria de Nuestro Señor Jesucristo (Lucas XXIV, 1-12). Fruto: La Fe.
2. La Asención de Nuestro Señor Jesucristo (Hechos I, 4-11). Fruto: La Esperanza y el deseo del Cielo.
3. La Venida del Espíritu Santo (Hechos II, 1-13). Fruto: La Caridad y los dondes del Espíritu Santo.
4. La Asunción de María Santísima en cuerpo y alma al Cielo. Fruto: La gracia de una buena muerte.
5. La coronación de Nuestra Señora como Reina del Cielo y de la Tierra (Apocalipsis XII, 1). Fruto: La verdadera devoción a la Santísima Virgen.
JUEVES :MISTERIOS LUMINOSOS 
1 MISTERIO : EL BAUTISMO DE JESÚS
  Jesús es Bautizado por Juan el Padre lo proclama Hijo predilecto el Espíritu Santo desciende sobre Él en forma de paloma .Mateo: 3,13-17 -Marcos :1,9-11 -Lucas  :3, 21-22
2 MISTERIO :LAS BODAS DE CANÁ:
Se habia acabado el vino, Jesús, ante el pedido de su Madre ,
obra el primer milagro : transforma el agua en vino: Juan 2, 1-12

3 MISTERIO ;EL ANUNCIO DEL REINO DE DIOS :

Jesús dice:" El tiempo se ha cumplido: el reino de Dios está cerca 
Conviertanse y crean en la Buena Noticia"Marcos 1, 14-15 Mateo 4,12-17 Lucas 4, 14-22

4 MISTERIO ;LA TRANSFIGURACIÓN :

Mientras Jesús oraba, su rostro cambio y sus vestiduras se volvieron de una blancura deslumbrante...Desde lo alto se oyó una voz :"Este en mi Hijo muy querido, escúchenlo" Mateo 17, 1-9 Marcos 9, 2-10 Lucas 9,28-36
5 MISTERIO :LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA ;
Cristo en la Ultima Cena. se hace alimento bajo las especies de pan y vino"Este es mi Cuerpo...* "Esta es mi sangre..." Mateo 26 , 26-29 Marcos 14,2-10 Lucas 22,19-20 1ª de Cor 11,23-25
El Santo Rosario no es una oración meramente oral, sino también mental. Para rezarlo debidamente se medita, durante las diez Ave María, sobre el misterio anunciado. A fin de brindar material para estas contemplaciones, hemos insertado las referencias que permitirán profundizar el conocimiento acerca del pasaje del Evangelio que se medita
iii. Los quince minutos de meditación sobre los misterios del Rosario
La meditación es una forma de oración poco usual entre los laicos. Nuestra Señora de Fátima la ha pedido, probablemente, para que se aprenda a rezar el Rosario meditándolo.
¿Qué es una meditación? Para los que han hecho un retiro de San Ignacio, esto ya no constituye una novedad. La meditación es una oración mental, silenciosa, sin palabras prescritas, por la cual el alma se pone en comunicación directa con Dios, hablando con Él de corazón a Corazón. Es un contemplar, reflexionar y saborear los misterios de la Fe, y los acontecimientos vinculados a nuestra Redención, y esto, poniéndose mentalmente en presencia de Dios recordando que Él nos ve, nos oye e incluso lee todos nuestros pensamientos.
He aquí lo que Sor Lucía misma dice acerca de la meditación pedida por la Santísima Virgen.
“Los quince minutos de meditación es lo que, paréceme, podría causarle alguna dificultad. Sin embargo, es muy fácil. ¿A quién le es imposible pensar en los misterios del Rosario, en la Anunaciación del Ángel, en María y en la humildad de nuestra querida Madre, quien viéndose exaltada de tal manera se llama así misma la esclava del Señor; en la Pasión de Jesús, que tanto ha sufridopor amor a nosotros, y en Nuestra Santísima Madre junto a Jesús en el Calvario? ¿Quién no puede pasar quince minutos con estos santos pensamientos junto a la más tierna de las madres?” (FJIEM, p. 162. De la carta de Sor Lucía a su madre, María Rosa, con fecha del 24 de julio de 1927.)
“He aquí mi manera de hacer la meditación sobre los misterios del Rosario los primeros sábados. Primer misterio: la Anunciación del Ángel a Nuestra Señora. Primer paso: representarme, ver y oír al Ángel saludar a Nuestra Señora con las palabras: ‘Dios te salve María, llena eres de gracia’. Segundo paso: pido a Nuestra Señora que infunda en mi alma un profundo sentimiento de humildad. Primer punto: meditaré la manera en que el Cielo proclama que la Santísima Virgen es llena de gracia, bendita entre todas las mujeres y destinada a ser la Madre de Dios. Segundo Punto: la humildad de Nuestra Señora reconociéndose y  llamándose sierva del Señor. Tercer punto: cómo debo imitar a Nuestra Señora en su humildad, cuáles son las faltas de orgullo y soberbia por las cuales suelo disgustar más a menudo a Nuestro Señor y cuáles son los medios que debo emplear para evitarlos, etc.
El segundo mes, hago la meditación sobre el segundo misterio gozoso. El tercero, sobre el tercero [misterio], y así sucesivamente, siguiendo el mismo método para meditar. Cuando he concluido estos cinco primeros sábados, comienzo otros cinco y medito los misterios dolorosos, luego los gloriosos , luminosos y, cuando los he terminado, vuelvo a comenzar los gozosos” (FJIEM, p. 163. Carta de Sor Lucía, citada por el P. Martins.)
Aunque la Madre de Dios, en su gran aparición de Pontevedra, pidió que se meditara sobre los quince misterios mas los (luminosos), no debe entenderse por esto que se deba meditar cada sábado sobre los  misterios completos del Salterio, sino que basta con elegir un ciclo de cinco, por ejemplo los cinco misterios dolorosos, o aun, como lo hace Sor Lucía, con meditar sobre un sólo misterio cada sábado.
Nos permitimos dar aquí un ejemplo de cómo se puede efectuar esta meditación pedida por Nuestra Señora.
a. Oración preparatoria
Oh María, quiero ahora corresponder a vuestro fervoroso deseo y acompañaros durante quince minutos meditando sobre los misterios del Santo Rosario. Con ello quiero consolaros procurando quitar las punzantes espinas que rodean vuestro Inmaculado Corazón y aliviar las heridas que os han infligido. Acordándome de la presencia de Dios y frente a vos, quiero meditar hoy los misterios de dolor.
b. Meditación
Primer misterio doloroso: la Agonía de Nuestro Señor en el Huerto de Getsemaní. Era de noche cuando Nuestro Señor, acompañado de sus Apóstoles, subió al Monte de los Olivos pasando entre los viejos troncos de los árboles. Y tomando a Pedro y a los dos hijos del Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse. Entonces les dijo:
-Triste está mi alma hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo. Y adelantándose un poco, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: -Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz; sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como quieres Tú. Y, viniendo hasta los discípulos, los encontró dormidos. Y dijo a Pedro: -¿De modo que no habéis podido velar conmigo una hora? Velad y orad para que no accedáis a la tentacón; el espíritu está pronto pero la carne es débil.
Los Apóstoles, sin embargo, en vez de velar con su Divino Maestro, lo abandonaron dejándose vencer por el sueño. Así, para consolar a su Hijo Unigénito, el Padre celestial tuvo que enviarle un ángel que lo confortó presentándole un cáliz.
En esos momentos Nuestro Señor se llenó de tanta angustia pensando en la amarga Pasión que le esperaba, que sudó gruesas gotas de sangre.
Oh buen Jesús, al menos yo quiero acompañarte y consolarte agradeciéndote todo lo que Tú has sufrido por Mí. Quiero ofrecer al Padre Celestial estas gotas de sangre que sudaste en tu Agonía para ayudar así a mi Madre Celestial a salvar almas de los pobres pecadores y a fin de que no las hayas vertido en vano.
Oh Buen Jesús, muchas almas están ya tan endurecidas que no se dejan más enternecer por tu Preciosísima Sangre. Por ello quiero ofrecer las lágrimas de tu queridísima Madre para que, al menos de este modo, la rígida corteza de estos corazones se ablande y así se abran nuevamente a tu Divina Gracia.
Segundo misterio doloroso: … (Como materia para la meditación puede recurrirse a la lectura de los pasajes del Evangelio indicados más arriba, en la mención de los misterios del Santo Rosario)
Si nuestra meditación, ya que no estamos acostumbrados a esta manera de orar, resultara árida, acordémonos que María, como bondadosa Madre, mira en primer lugar nuestra buena voluntad y no el resultado de nuestra meditación.
Esta práctica puede llevarse a cabo no solamente en privado, sino también de modo público en la iglesia, con la meditación dirigida por un sacerdote. ¡Cuántas gracias se podrían atraer del Cielo para la salvación de las almas si los sacerdotes divulgaran esta devoción y ayudaran a sus fieles a hacer la meditación
.“Jesús quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado corazón. A quien la abrace prometo la salvación, y serán queridas de Dios estas almas como flores puestas por mí para adornar su trono”.
Fuente: ‘Fátima, Roma, Moscú’ del P. Gérard Mura, pp. 212-217
 Las promesas para los que recen el Rosario.
La Virgen María hizo a Santo Domingo quince promesas para quienes acostumbren rezar el Rosario:
  1. Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.
  2. Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.
  3. El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.
  4. El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo con el amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.
  5. El alma que se me encomiende por el Rosario no perecerá.
  6. El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus sagrados misterios, no se verá oprimido por la desgracia, ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido a la vida eterna.
  7. Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.
  8. Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la luz y la plenitud de la gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.
  9. Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas a mi Rosario.
  10. Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.
  11. Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.
  12. Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.
  13. He solicitado a mi Hijo la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la corte celestial.
  14. Los que rezan Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.
  15. La devoción al Santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria.
 Para merecer las promesas.
Existen muchas prácticas piadosas con las que se nos promete a quienes las realizamos, determinados “premios”, o más bien “consecuencias”. Es muy importante saber que para que se cumplan esas promesas es necesaria la cooperación del hombre. Expliquemos mejor:
Las prácticas piadosas (como el rezo del Rosario) son una forma de demostrar nuestro amor a Dios, nuestro deseo de alabarlo, darle gracias, pedirle favores y contagiar a otros de estos mismos deseos. Se refieren a oraciones, visitas al templo, participación en la liturgia, etc.
Cuando hablamos de amor a Dios, no nos referimos solamente a ofrecer esas prácticas piadosas; el amor a Dios se manifiesta además y sobre todo con las actitudes y comportamientos de la vida cotidiana. Por lo tanto, las prácticas piadosas te deben ayudar a vivir de acuerdo a ese amor que le tienes a Dios, es decir, de acuerdo a la voluntad de Dios, revelada por Jesucristo en su Evangelio.
O sea, si tú cristiano rezas, rindes culto, participas en la liturgia, es porque reconoces el inmenso amor que Dios te tiene; porque sabes que es justo y necesario alabar y bendecir a Dios en todo momento; porque reconoces que nada puedes sin la ayuda del Señor; porque quieres ser un auténtico cristiano -seguidor de Cristo- obedeciendo lo que Él nos enseñó: el amor al prójimo.
Cuando rezas para pedir una gracia o un favor a Dios, tienes presente que Él conoce bien cuáles son tus necesidades y confías en su Amor y Sabiduría; le pides a Dios, sí, pero anteponiendo lo que decimos en el Padrenuestro: “Hágase Señor tu voluntad…”. Dios conoce lo que tú necesitas realmente, aunque sea otra cosa lo que tú deseas. La voluntad de Dios es muchas veces incomprensible para el hombre, pero la fe permite que confiemos aunque no comprendamos, porque tenemos la certeza de cuánto Dios nos ama y sabemos que todo lo que permite es para nuestro bien, para alcanzar nuestra salvación.
La Virgen María intercede por nosotros ante Dios y promete a quienes rezamos el Rosario, por ejemplo, que “recibiremos cualquier gracia… seremos protegidos siempre… nos socorrerá en las necesidades… .” Y también promete que “hará germinar las virtudes… destruye el vicio y libra del pecado… el alma no perecerá…
Podrías preguntarte por ejemplo, por qué enfermó y murió aquella niña tan pequeña, ¿es que sus padres nunca le pidieron a la Virgen ni a Dios que la protegiera y la librara de la muerte? Por qué tantos accidentes, violencia, atropellos a gente buena, ¿será que nunca rezan el Rosario?…..
La única forma de contestarnos estas y otras preguntas, es a través de la fe; de la confianza plena en la Divina Providencia. Ningún razonamiento humano puede explicar la presencia del mal en el mundo.
La Virgen María promete muchas cosas a quienes rezamos el Rosario, pero:
  • Te libras del pecado sólo si te arrepientes, te confiesas y te propones enmendarte.
  • Tu alma no perecerá, si procuras estar siempre en gracia de Dios, es decir, sin pecado mortal.
  • Todo lo que pidas te será concedido, siempre que ayude a la salvación de tu alma.
Lo que más le interesa a la Virgen es que todas las personas se salven y alcancen, como Ella, la Vida Eterna. Todo lo que María ha dicho y prometido es con esta principal intención, que, como dijo en las Bodas de Caná, todos los hombres “… hagan todo lo que Él les mande.” (Jn 2,5)
Como puedes darte cuenta, rezar el Rosario -como cualquier otra práctica piadosa- no es una “fórmula mágica” para librarnos del mal y para obtener todo lo que queramos. Tampoco es un “pase automático” al cielo. Se requiere de varias condiciones, todas ellas precedidas por la fe firme en Dios, Padre Todopoderoso, y en Jesucristo, el único “Camino, Verdad y Vida”; además de las siguientes actitudes interiores:
  • Deseo sincero de alabar a Dios por medio de esas oraciones.
  • Aceptar y vivir las enseñanzas del Evangelio de Jesús.
  • Amor sincero a María, admirando sus virtudes y buscando imitarlas.
  • Propósito firme de apartarse del pecado para alcanzar la vida eterna.
  • Aceptar la voluntad de Dios, por la convicción de su gran Amor y sabiduría

  • LETANÍAS DE LA VIRGEN
    Señor, ten piedad
    Señor, ten piedad
    Cristo, ten piedad
    Cristo, ten piedad
    Señor, ten piedad
    Señor, ten piedad
    Cristo, escuchanos
    Cristo, escuchanos
    Dios Padre del cielo
    Ten misericordia de nosotros
    Dios, Espíritu Santo
    Ten misericordia de nosotros
    Santa Trinidad un solo Dios
    Ten misericordia de nosotros
    Santa María
    Ruega por nosotros
    Santa Madre de Dios
    Ruega por nosotros
    Santa Virgen de las vírgenes
    Ruega por nosotros
    Madre de Cristo
    Ruega por nosotros
    Madre de la Divina Gracia
    Ruega por nosotros
    Madre de la Iglesia
    Ruega por nosotros
    Madre purísima
    Ruega por nosotros
    Madre castísima
    Ruega por nosotros
    Madre virginal
    Ruega por nosotros
    Madre sin mancha de pecado
    Ruega por nosotros
    Madre amable
    Ruega por nosotros
    Madre admirable
    Ruega por nosotros
    Madre del buen consejo
    Ruega por nosotros
    Madre del Creador
    Ruega por nosotros
    Madre del Salvador
    Ruega por nosotros
    Virgen prudentísima
    Ruega por nosotros
    Virgen digna de veneración
    Ruega por nosotros
    Virgen digna de alabanza
    Ruega por nosotros
    Virgen poderosa
    Ruega por nosotros
    Virgen misericordiosa
    Ruega por nosotros
    Virgen dolorosa
    Ruega por nosotros
    Espejo de justicia
    Ruega por nosotros
    Trono de la sabiduría
    Ruega por nosotros
    Causa de nuestra alegría
    Ruega por nosotros
    Vaso espiritual
    Ruega por nosotros
    Vaso digno de honor
    Ruega por nosotros
    Vaso insigne de devoción
    Ruega por nosotros
    Rosa mística
    Ruega por nosotros
    Torre de David
    Ruega por nosotros
    Torre de marfil
    Ruega por nosotros
    Casa de oro
    Ruega por nosotros
    Arca de la alianza
    Ruega por nosotros
    Puerta del cielo
    Ruega por nosotros
    Estrella de la mañana
    Ruega por nosotros
    Salud de los enfermos
    Ruega por nosotros
    Refugio de los pecadores
    Ruega por nosotros
    Consuelo de los afligidos
    Ruega por nosotros
    Auxilio de los cristianos
    Ruega por nosotros
    Reina de los ángeles
    Ruega por nosotros
    Reina de los patriarcas
    Ruega por nosotros
    Reina de los profetas
    Ruega por nosotros
    Reina de los apóstoles
    Ruega por nosotros
    Reina de los mártires
    Ruega por nosotros
    Reina de los que confiesan su fe
    Ruega por nosotros
    Reina de las vírgenes
    Ruega por nosotros
    Reina de todos los santos
    Ruega por nosotros
    Reina concebida sin pecado original
    Ruega por nosotros
    Reina asunta al cielo
    Ruega por nosotros
    Reina del Santísimo Rosario
    Ruega por nosotros
    Reina de la familia
    Ruega por nosotros
    Reina de la paz
    Ruega por nosotros

    Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: Oyénos Señor
    Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: Perdónanos Señor
    Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: Ten misericordia de nosotros.

    L: Ruega por nosotros Santa Madre de Dios,
    R: Para que seamos dignos de alcanzar y gozar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. 
"Canción para la Virgen escrita en el 2003 publicada en Blog el 2010"

En la encina allí en la montaña en Lourdes
Apareció la Virgen,Virgen María
Madre nuestra y del Señor

Diciéndole a Bernardet vengo
por ustedes hijos míos
a pedirle penitencia,penitencia             
y oración.

Rezad en Santo Rosario
Por las ofensas a Dios
Porque hieren hijos míos
Su Sagrado corazón.

La Virgen a Bernardet
Dejo gracias y bendición
Diciéndole que Ella era
La Inmaculada Concepción

En Lourdes allí en el barro
estancado nos dejo aguas
.                                      Puras y benditas para
nuestra sanación

Madrecita, Madrecita
Madre nuestra y del
 Señor perdona nuestros pecados
Perdonanos por favoR.
Perla Perez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada